Explore Miraculous Google, Holy Pictures and more!

La familia que reza unida, permanece unida.  Juntarse para rezar es invitar al Señor a la casa, y entonces El vive en esa familia.

La familia que reza unida, permanece unida. Juntarse para rezar es invitar al Señor a la casa, y entonces El vive en esa familia.

Pinterest
Search